TENGO CURIOSIDAD DE APRENDER MAS

(volver arriba)

Tú y yo nos parecemos. Tú y yo, y todo ser humano en el planeta Tierra tiene tres necesidades básicas: la necesidad de ser amado, la necesidad de ser necesitado y la necesidad de ser aceptado.

¿Y si te dijera que sé cómo tener esas tres necesidades satisfechas?

¿Y si te dijera que no estoy vendiendo una sola cosa?

¿Y si te dijera que estas tres necesidades no pueden ser ganadas, porque son simplemente un regalo?

Como verás, hubo un tiempo en mi vida en el que no tenía la paz, la esperanza y el propósito que ahora disfruto. Miraba al mundo esperando que hubiera algo más allá que esto.

Pero alguien se tomó el tiempo de hablarme de un Dios que me ama profundamente y tiene un propósito y esperanza para mi vida. No era un Dios lejano y distante, sino un Dios que quiere que viva con Él por siempre en el cielo cuando yo muera.

Pero yo tenía un problema. ¡El cielo es perfecto y yo no lo soy! Así que no podría entrar al cielo. Pero este Dios abrió un camino para mí por medio de Su Hijo Jesucristo cuando vino a la tierra a morir por mis pecados. Y al tercer día, resucitó, demostrando que Él es verdadero.

Así que invité a Jesús a que fuera el conductor de mi vida. Le pedí a Dios que me perdonara de todo lo que había hecho mal, le pedí que me diera el poder para vivir para Él, y no para mí.

¿Y sabes qué pasó? Recibí una nueva esperanza, paz y propósito. Fue sobrenatural. ¡Y aún no ha terminado!

Así que, ¿Qué hay de ti? ¿Estás listo para un nuevo comienzo en la vida? La Biblia dice que cuando confesamos a Jesús como el dueño y Señor de nuestra vida, entonces somos una nueva creación… ¡Las cosas viejas pasan y todas son hechas nuevas!

Aquí hay una pregunta clave

“¿Qué te obstaculiza para rendirle tu vida totalmente a Jesús hoy?”

¿Miedo? ¿Incertidumbre? ¿Presión de grupo? O simplemente, ¿evitas pensar en asuntos eternos? Tal vez piensas que Dios tiene asuntos más importantes que tratar.

Aquí están las buenas noticias. ¡Dios te ama! Y si le confesamos a Jesús nuestros pecados, Él perdonará todo pecado… punto…. No importa cuan grande o pequeño sea el pecado. ¿Por qué arriesgarte y esperar?

Escucha los tres pasos cómo llegar al cielo:

Admito que he fallado. Yo soy un pecador. Y Dios no puede dejar entrar un solo pecado al cielo, o ya no sería el cielo.

Creo en mi corazón que Jesús vino literalmente a morir por mis pecados, y resucitó, demostrando que Él es verdadero.

Confieso mi pecado y pido Su perdón. Me dispongo a dejar todo pecado con la ayuda de Dios. Confieso a Jesús como mi Señor y Salvador… mi dueño.

No puedes limpiar tu vida antes de venir a Dios. Tienes que llegar a Él tal y como estás. A Él no le impresionas con tu pureza o buenas obras, porque Él no tiene pecado alguno. ¡Él nos está invitando a ser perdonados y ser libres!

Entonces, ¿qué piensas? ¿Qué te impide pedirle a Jesús que sea el rey de tu vida hoy? ¿Nada?

Entonces, ¿Podrías orar conmigo esta oración?

Ora esta oración con voz audible ahora desde tu corazón:

“Querido Jesús,

Admito que he fallado, y que soy un pecador. Me arrepiento de mis pecados. Yo creo que moriste en mi lugar y resucitaste. Así que confieso mis pecados a Ti. Por favor perdóname y dame un nuevo comienzo. Te pido que seas el dueño y Señor de mi corazón. Ayúdame a vivir para Ti. Te agradezco por tu gran amor y perdón. En el nombre de Jesús… ¡Amén!”

¡Felicitaciones! Si hiciste esta oración con el corazón, entonces Dios te escuchó ahora mismo. Él ha perdonado cada pecado que has cometido. Haya sido grande o pequeño, ha sido perdonado. Y ahora puedes tener un nuevo comienzo en tu vida… ¡Borron y cuenta nueva!

Y aquí te dejamos cómo mantener ese amor por Dios fresco y fuerte:

Lee tu Biblia y ora diariamente. Yo te animaría a empezar a leer el libro de San Juan. Te dirá todo acerca de Jesus y Su maravilloso amor por ti. Y la oración es simplemente hablar con Dios. Agradécele por todo lo bueno que ha hecho contigo, y pídele sabiduría para cuando vengan tiempos dificiles.

Encuentra una iglesia para asistir dónde crean que la Biblia es verdad, y se predique acerca de conocer a Jesús personalmente así como lo haces tú ahora. Si tienes problemas al buscarla, envíame un correo electronico y te ayudaremos.

Sé bautizado. Te ayudará a sellar el acuerdo en tu corazón, y tu compromiso se fortalecerá. Tu iglesia puede ayudarte con esto.

Sé lleno del Espíritu Santo. Pídele a Dios que te llene diariamente de Su Espíritu Santo y que libere Sus dones en ti. Los primeros cinco capítulos del libro de Hechos te ayudará.

Cuéntale a más personas acerca de tu oración hecha el día de hoy, y cómo Jesús te perdonó.

Ahora, una cosa más. ¿Me podrías enviar un correo electronico y contarme de tu decisión de hacer a Jesús el rey de tu corazón? Tal vez esta es la primera vez que has hecho esto, o tal vez te has alejado espiritualmente y has vuelto a casa. Sea cual sea el caso, me encantaría escuchar de ti.

Por favor mándame un correo a: uvasheladas@oasiswm.org, y si hay un “código de tres letras” en la tarjeta de frosty grapes (uvas heladas) que recibas, por favor escríbela en el correo, así podemos reenviar tu correo a la persona que originalmente habló contigo.

Y antes que salgas de este sitio, aquí hay más sitios web que te ayudarán en el crecimiento de tu nueva y emocionante fe.


¡YO ORÉ HOY!

(volver arriba)
¡Felicitaciones! Me siento muy feliz al saber que has orado para pedirle a Jesús que sea el rey de tu corazón. Este es un nuevo y emocionante comienzo para ti. Sé que tomó mucha valentía y un poco de fe, pero Dios escuchó tu oración.

Y como le has pedido a Jesús que sea tu Señor, Él te dará ahora dirección, guianza, consuelo y paz. Sus propósitos comenzarán a ser vividos en tu vida conforme te acerques más a Él. El cielo se verá más azul, y la grama más verde. Y cuando tengas problemas, puedes correr hacia Él en oración.

Así que repasemos cómo la Biblia dice que podemos saber que iremos al cielo.

Admito que he fallado. Yo soy un pecador. Y Dios no puede dejar entrar un solo pecado al cielo, o ya no sería el cielo.

Creo en mi corazón que Jesús vino literalmente a morir por mis pecados, y resucitó, demostrando que Él es verdadero.

Confieso mi pecado y pido Su perdón. Me dispongo a dejar todo pecado con la ayuda de Dios. Confieso a Jesús como mi Señor y Salvador… mi dueño.

No puedes limpiar tu vida antes de venir a Dios. Tienes que llegar a Él tal y como estás. A Él no le impresionas con tu pureza o buenas obras, porque Él no tiene pecado alguno. ¡Él nos está invitando a ser perdonados y ser libres!

Entonces, creo que la oración que oraste iba algo así:

“Querido Jesús,

Admito que he fallado, y que soy un pecador. Me arrepiento de mis pecados. Yo creo que moriste en mi lugar y resucitaste. Así que confieso mis pecados a Ti. Por favor perdóname y dame un nuevo comienzo. Te pido que seas el dueño y Señor de mi corazón. Ayúdame a vivir para Ti. Te agradezco por tu gran amor y perdón. En el nombre de Jesús… ¡Amén!”

Y si tu realmente haces esta oracion desde tu Corazon, Dios te oira de inmediato. El perdonara cada pecado que hayas cometido. Sea grande o pequeño, ha sido perdonado. Y ahora tienes un nuevo comienzo … borron y cuenta nueva.

Y aquí te dejamos cómo mantener ese amor por Dios fresco y fuerte:

Lee tu Biblia y ora diariamente. Yo te animaría a empezar a leer el libro de San Juan. Te dirá todo acerca de Jesus y Su maravilloso amor por ti. Y la oración es simplemente hablar con Dios. Agradécele por todo lo bueno que ha hecho contigo, y pídele sabiduría para cuando vengan los momentos difíciles de la vida.

Encuentra una iglesia para asistir dónde crean que la Biblia es verdad, y se predique acerca de conocer a Jesús personalmente así como lo haces tú ahora. Si tienes problemas al buscarla, envíame un correo electronico y te ayudaremos.

Se bautizado. Te ayudará a sellar el acuerdo en tu corazón, y tu compromiso se fortalecerá. Tu iglesia puede ayudarte con esto.

Se lleno del Espíritu Santo. Pídele a Dios que te llene diariamente de Su Espíritu Santo y que libere Sus dones en ti. Los primeros cinco capítulos del libro de Hechos te ayudará.

Cuéntale a más personas acerca de tu oración hecha el día de hoy, y cómo Jesús te perdonó.

Ahora, una cosa más. ¿Me podrías enviar un correo electronico y contarme de tu decisión de hacer a Jesús el rey de tu corazón? Tal vez esta es la primera vez que has hecho esto, o tal vez te has alejado espiritualmente y has vuelto a casa. Sea cual sea el caso, me encantaría escuchar de ti.

Por favor mándame un correo a: uvasheladas@oasiswm.org, y si hay un “código de tres letras” en la tarjeta de frosty grapes (uvas heladas) que recibas, por favor escríbela en el correo, así podemos reenviar tu correo a la persona que originalmente habló contigo.

Y antes que salgas de este sitio, aquí hay más sitios web que te ayudarán en el crecimiento de tu nueva y emocionante fe.


AÚN TENGO PREGUNTAS

(volver arriba)
¿Qué te impediría rendirle verdaderamente tu vida a la autoridad y amor de Jesucristo, el único Dios que murió por TI?

Aquí hay unas razones que las personas dan:

—“Soy relativamente una buena persona… seguramente no tan mala persona como otras.”

¿Estás realmente seguro que has hecho suficientes buenas obras? Hay dos areas que son problemáticas en este acercamiento.

Una es la pregunta, “¿Cuántas buenas obras tengo que hacer para ganarme la entrada al cielo?” ¿Y si sólo llevo una buena obra?

La otra dificultad es, “Si puedo llegar al cielo por mis buenas obras, ¿Por qué Jesús vino a la tierra y murió?”

La Biblia nos enseña que no podemos GANAR el cielo… ¡Es un regalo! Pero tengo que llegar y recibirlo por fe.

Las buenas obras son muy importantes, pero ninguna puede borrar nuestro pecado. Sólo Jesús y Su obra en la cruz puede perdonarnos.

—“No estoy listo.”

¿Has considerado tu eterno destino si murieras inesperadamente? ¿Cómo saber cuando estás listo? Así como hay un Dios que te ama profundamente, así hay un diablo que te odia completamente. Él te dará todo tipo de razones y excusas para que NO le des tu vida y corazón a Jesús. Por eso la Biblia lo llama “el padre de las mentiras.”

O, tal vez no estés listo para renunciar a cierto pecado en tu vida. Eso no es nada nuevo. Todos tenemos que vivir para Jesús un día a la vez. Si tu pecado preferido te mantuviera lejos del amor de Dios y lejos del cielo, ¿valdrá la pena?. Cualquier pecado al que renuncies será reemplazado por un gozo y una paz mayor en tu corazón. Te lo prometo.

Adelante. Acércate a Dios en fe, y deja las excusas a un lado. Él te ayudará diariamente.

—“Dios tiene asuntos más importantes que mis oraciones.”

Piénsalo. ¿Crees que Dios, quien sostiene al mundo entero, pueda contestar sólo 20 oraciones al día? ¿Crees que tienes que esperar en la fila, o limpiar tu vida primero para que Dios te escuche?

La Biblia dice que Él no quiere que ninguna persona (TÚ) se pierda el cielo. Aún si fueras el único pecador en la tierra, ¡Jesús aún vendría a la tierra a morir y resucitar para que tú fueras perdonado!

Dios está esperando pacientemente a que te acerques a Él. Cada mañana cuando sale el sol, Él te habla y te enseña Su bondad. No esperes un día más. No sabes cuando será tu último día en la tierra. Pero si puedes estar seguro que irás al cielo al clamar a Dios.

Si este es tu deseo, haz click en el primer enlace, “Aún buscando amor”.

—“¿Y si he pecado mucho?”

¿Cuánto es mucho? ¿Nos clasifica Dios como “malos pecadores” o “buenos pecadores”?

De acuerdo a la Biblia, TODOS hemos pecado, y por lo tanto NADIE puede llegar al cielo, o el cielo ya no sería perfecto. Aunque nuestros pecados parezcan grandes o pequeños, estamos descalificados. Todos somos pecadores.

Pero el amor de Dios cubre TODO pecado. Aún cuando Jesús estaba muriendo en la cruz, dos asesinos estaban siendo crucificados junto a Él. Uno se burló de Jesús, pero el otro le pidió a Jesús que lo perdonara. Y Jesús así lo hizo, lo perdonó.

Entonces, ¿suficientes excusas? Es tiempo de llamar a Dios y pedirle que tome el control de tu vida. Pídele que te perdone y sea tu Señor, Salvador y dueño de tu vida. SERÁ la mejor decision de tu vida.

Haz click de nuevo en el enlace, “Aún buscando amor”, ¡y podrás orar una oración que cambiará tu corazón para siempre!

VIDEOS - Próximamente

(volver arriba)
VIDEOS - Próximamente